dijous, 14 de juliol de 2011

KATSUHIRO OTOMO: EL MAESTRO DEL CAOS

Entre 1978 y 1988 tuvo lugar la llamada Edad de Oro del Manga Anime, el anime había conseguido mucha popularidad rápidamente y ésto sumado a las aportaciones de los encargos occidentales hizo que las productoras se encontraran ganando dinero a manos llenas, al estar en aquellos momentos el mercado occidental con la guardia baja, las productoras japonesas quisieron probar de hacer películas cada vez más caras y espectaculares con la intención de ganarse el mercado americano y coronarse como la mayor industria de la animación del mundo. Fue en aquella época donde se creó todo un star sistem alrededor de autores como Leiji Matsumoto, Hayao Miyazaki e Isao Takahata, Mamoru Oshii, y desde luego, el autor de la obra más cara, espectacular y deficitaria de aquella época: Katsuhiro Otomo.

Katsuhiro Otomo era un autor de manga de ciencia ficción, género negro y terror, con obras como A Gun Report, Fireball o Domu. En 1982 entró en el mundo del anime como diseñador de personajes de la película Harmagedon.



Al año siguiente, Otomo comenzó su opera magna de manga: Akira, en la que trabajaría durante 8 años a lo largo de 2182 páginas, y lo fue alternando con otros trabajos de anime, Otomo es un gran fan del shonen Tetsuin 28 Go, por lo que los nombres de muchos personajes vienen de esa obra. En 1987 dirigió, guionizó y animó por primera vez un corto de anime, se trataba de uno de los cortos de la película Neo-Tokyo: Construction Cancellation Order.





Y el mismo año también participó en los cortos del prólogo y el epílogo de Robot Carnival.





Al parecer a Otomo le gustó participar en superproducciones de anime, por lo que decidió adaptar el manga de Akira. Otomo aún estaba trabajando en esta serie de manga, con todo y con esas consiguieron estrenarla al año siguiente, la que concretamente era la película de animación más cara de la historia.



A pesar de ser una de las películas de anime de más éxito internacional, ha sufrido críticas muy duras ya que sólo es fiel al cómic durante la primera mitad de la historia, después la trama cambia completamente.

Se trata de una historia cyberpunk sobre Kaneda y Tetsuo, dos miembros de una banda de moteros de Neo-Tokio, una ciudad reconstruida sobre las ruinas de Tokio tras la Tercera Guerra Mundial. Tetsuo será secuestrado por unos militares que realizaran experimentos con él con tal de convertirlo en un ser supremo, ya que su último experimento, con un niño llamado Akira, fue un fracaso. Kaneda se aliará con Kei, una terrorista, con tal de rescatar a Tetsuo, mientras Tetsuo por su banda sufre la transformación que le convertirá en un monstruo ultra-destructivo.

Para llevar a cabo una obra de esta magnitud, fundaron una productora llamada Akira Committee, formada por las empresas Kodansha Ltd., Mainichi Broadcasting System, Inc., Bandai Co., Ltd., Hakuhodo Incorporated, Toho Co., Ltd., Laserdisc Corporation, Sumitomo Corporation y Tokyo Movie Shinsha Co., Ltd. 

Se trataba de una producción de animación muy elaborada, se usaron 160.000 cels, fue la primera producción de anime realizada con lib-sync: filmaron las bocas de los dobladores y las transladaron a los personajes con rotoscopia. Los efectos sonoros estuvieron muy cuidados, el sonido de la moto de Kaneda lo hicieron con el motor de una Harley Davidson de 1929 mezclado con el sonido de un reactor.

El final de la película es diferente al del manga, la serie de manga terminó 2 años después que se estrenara la película, Otomo no estaba contento con el final que tenía pensado para el manga, por lo que decidió cambiarlo en la película tras una conversación con Alejandro Jodorowski, por un final que ni siquiera Otomo comprendía, y en cuanto a Jodorowski, no recuerda que le dijo a Otomo.

Las críticas fueron irregulares, basicamente aclamaron su espectacularidad y su factura, pero la criticaron por basarse demasiado en crear una estética atractiva, presentar conceptos impactantes y dejarle un guión débil, resultado de comprimir 6 volumenes de manga en 2 horas. En Japón fue un fracaso que casi provoca la quiebra de toda la industria del anime. En Estados Unidos se estrenó la versión doblada al inglés de Hong Kong, ya que ninguna gran distribuidora quiso encargarse de ella porque Steven Spielberg y George Lucas declararon que era un producto que los norte-americanos no entenderían. Sin embargo Lucas y Spielberg se equivocaron porque la película creó una nueva moda del manga-anime en occidente a principios de los años 90, convirtiendose en todo un símbolo de la animación japonesa.


En 1990 hubo un proyecto de realizar una película en imagen real, pero lo desestimaron al ver el presupuesto necesario. Finalmente Warner Brothers se hizo cargo del proyecto y producirá 2 películas, con Katsuhiro Otomo como productor ejecutivo y dirigidas por Albert Hughes con actores como Leonardo di Caprio y Morgan Freeman. Morgan Freeman de quien hará? De Tetsuo, de Kaneda o de Akira? Como demonios puede quedar una versión americana de Akira?



Las influencias de Akira han acabado impregnando todo el seinen, como Animatrix, Roujin Z (1991) guionizado por el propio Otomo



Incluso ha influenciado a "seinens occidentales" como X-Men y videoclips como Stronger de Kanye West y Draft Punk



En 1995 trabajó en 2 cortos de la película Memories: Canon Fodder, como guionista y director, y Stink Bomb, como guionista.



Y en el 2001 participó como guionista en Metropolis.






Esta pelicula está basada en el manga de Osamu Tezuka de 1949 a su vez basado en la película alemana de 1928 de Fritz Lang. Se trata de una produccion estelar con dirección de Rintaro y animación co-realizada por Tezuka Productions. Como no podía faltar en una película de Otomo, incluye escenas de violencia y ultra-destrucción que le hizo ganar la categoria de "Mayores de 13 años" y que se emitiese en el canal de animación adulta Adult Swim.

La película se desvincula bastante del manga original, añadieron a los personajes originales más personajes del universo Tezuka como Ham Egg, President Boone, Acetylene Lamp y crearon otros de cero como Rock. El guión acabó pareciendose más al de la película de Fritz Lang, en lo que mucha gente consideró poco respetuoso con la obra de Osamu Tezuka. De todas maneras Rintaro declaró que si Tezuka estuviese vivo nunca habria aceptado que hiciesen una adaptacion en cine de su obra.

La banda sonora es de Jazz estilo New Orleans, de autores japoneses, lo cual no deja de sorprender en una produccion oriental, pero bien merece echarle un oído.

Como curiosidad: al final de la versión japonesa, aparece una foto de la empresa Kenichi & Tima Robot Company, en la que la niña robot Tima, aparece en una ventana de un camion. Esto modificaria completamente el final de la película, y es una escena que no aparece en la versión occidental.

En los años 2000 Otomo hizo sus proyectos a través del estudio Sunrise, donde produjo Steam Boy (2004), de nuevo "la película de animación más cara de la historia"



y también produjo Freedom Project (2006)



También participó en el 2006 en el anime televisivo Mushishi, como guionista



Y el mismo año dirigió un life action de esta serie



y en el 2007 realizó su última película: SOS! Tokyo Metro Explorers: The Next.



Katsuhiro Otomo es el gran maestro del seinen ahora que Satoshi Kon ha muerto y que Hideaki Anno se dedica al cine de imagen real, sólo Mamoru Oshii y Masamune Shirow se le acercan.

La obra de Otomo se aleja del manga-anime de la escuela Tezuka, con sus estéticas apocalítpicas, barrocas, sucias pero muy humanas a la vez, unos universos de superciudades que explotan, multitudes que se vuelven locas e inmensas máquinas hightech debora-hombres, todo impregnado con humor catastrófico como crítica a la propia esencia de la civilización. Sus obras son muy elaboradas y carísimas, quizá por ello su obra en anime es escasa, pero almenos supo mantenerse fiel a sus principios produciendo sólo películas de extrema calidad. Mató la Edad de Oro del Manga Anime, pero le hizo ganar el Mundo a la animación japonesa,

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada