dissabte, 2 de juliol de 2011

CUENTOS DE HADAS EN ANIME

En Oriente la idea de versionar cuentos populares cuajó tanto como en Occidente, aunque claro está, se trataba de sus propias fuentes. En China los hermanos Wan, tras dedicarse a la animación publicitaria, decidieron hacer animación con valor educativo, versionando leyendas chinas de manera que pudiesen crear un estilo completamente própio, así fue como en 1941 crearon su primer largometraje: Princess Iron Fan



Durante los primeros años del comunismo, la mayoría de estudios chinos se dedicaron a las películas de propaganda política, pero no los Hermanos Wan, ellos continuaron con el folklore en películas como Why is the Crow Black-Coated (1956) la primera película de animación oriental en color, y Havoc in Heaven (1961), considerada la obra maestra de la animación china,



Pero justo en ésta época en que la animación china dominaba la industria asiática, la Revolución Cultural hizo que la mayoría de animadores chinos acabasen en campos de trabajos forzados, con lo que la animación china se vio reducida a unos pocos estudios que trabajarían en películas de propaganda comunista.

En cambio en Japón acababa de nacer el Manga-Anime.



En 1958 Toei produjo el Cuento de la Serpiente Blanca, el primer largometraje de animación japonés en color y considerado el primer anime. Intentaron emular los Cuentos de Hadas Musicales propios de Disney, aunque adaptando una leyenda oriental. Toei también produjo adaptaciones de cuentos de Hadas occidentales como Gulliver's Travels Beyond the Moon (Johnathan Swift)



 El Gato con Botas (Perrault), que se convirtió en la mascota del estudio.



Animal Treasure Island (Robert Louis Stevenson)



Ali Babá y los Cuarenta Ladrones (1001 Noches)



Éstos Cuentos de Hadas de Toei sirvieron como plataforma donde se formaron Hayao Miyazaki e Isao Takahata como estrellas del anime, finalmente a principios de los años 70, con la crisis del anime, Toei debió reducir su plantilla, y Miyazaki y Takahata optaron por irse a Nippon Animation.

Durante éste tiempo, el estudio rival de Toei, Mushi Pro, en vez de emular a Disney con versiones de cuentos de hadas, habían decidido versionar mangas de éxito como Astroboy, otra de sus obras fue Kimba el León Blanco, una versión libre de Hamlet (Shakespeare) que se rumorea que fue objeto de plagio por parte de Disney para El Rey León.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada