dissabte, 18 de febrer de 2012

SHONENS SUPERIORES

El Género Shonen es el género más común del manga anime, se trata de las series y películas orientadas a niños mayores y adolescentes, suelen tener humor, acción, fan-service y destaca por su dinamismo y espectacularidad. Aunque a partir de los años 90 empezó envejecer mal, y cobró tópicos como que las tramas están estiradas hasta el límite, que los personajes son muy arquetípicos, las historias son bucles de "luchar-mejorar-luchar", siempre Bien vs. Mal en que gana el Bien. Fueron repitiendo tanto las fórmulas que funcionaban que los tópicos se volvieron exageradamente concretos: Chinos con el pelo de punta que lanzan rayos, escenas supuestamente dinámicas porque ponen líneas cinéticas en el fondo, primeros planos de personajes que susurran el nombre del protagonista de la escena, adolescentes que van a su bola sin que los padres tengan ningún papel, niños más poderosos que los adultos, escenas echhi, personajes que devoran banquetes inhumanos, explicaciones innecesarias de escenas ya explicadas, inclusión de objetos decisivos "porque sí", mascotas cómicas repelentes, villanos sin transfondo, personajes femeninos descerebrados... la mayoría de estos tópicos los conocemos bien a partir de la serie shonen más decisiva de los 90: Dragon Ball Z.

Vale sí, me imagino que los otakus se enfadaran con esta definición insistiendo en que todos los shonens no son Dragon Ball Z, ni copias (o premisas) de Dragon Ball Z. Este artículo trata precisamente de ello, de Shonens, que por algún motivo se escapan de estos tópicos y resultan un producto fresco, ingenioso y creativo. Ya que el shonen es un género tan amplio, creo que nos podemos permitir crear una sub-etiqueta para referirnos a ello: Shonen Superior

Los primeros ejemplos de Shonens Superiores que nos encontraríamos serían los Dramas Literarios Clásicos, pero sería trampa, no estaríamos hablando de guiones propios del manga-anime sinó de adaptaciones de literatura occidental, que obedecen a unos patrones completamente diferentes. Lo que si podemos notar es que este género de shonen decayó en los 80, aplastado por el auge del anime basado en manga, que por un lado estaba formado por series que explotaban la subcultura Otaku como LumMazinger Z y Comando G, y por otro lado estaban la series shonen que intentaban buscar más profundidad a sus historias y personajes como Capitan Harlock,



Gundam



 y Conan El Niño del Futuro.






Estas 3 series me parecen revolucionarias para su tiempo, los personajes tienen un pasado que tienen que superar, los Buenos son imperfectos y los Malos tienen sus motivaciones, todo tiene un entorno romántico donde se plantean diferentes dilemas éticos, y se puede decir que la principal motivación no es la superación, sinó avanzar. Pero en esta época a las productoras no les interesaba mucho hacer productos inteligentes cuando habían encontrado fórmulas de Shonen que arrasaban, los propios creativos se peleaban con las productoras por querer hacer cosas más "adultas", así fue como Miyazaki y Takahata dejaron Nippon Animation y en 1983 crearon Nausicäa, una versión mejorada de Conan el Niño del Futuro,



y a raíz de aquí fundaron Ghibli, el buque insignia del Shonen Superior con obras como El Castillo en el Cielo,






La Tumba de las Luciérnagas,





Porco Rosso,



Pom Poco,



La Princesa Mononoke,







El Castillo Ambulante,



Cuentos de Tierramar,



y otras obras que podríamos catalogar como Shojo Superior, Kodomo Superior, o directamente Josei/Seinen.

Ghibli ha motivado a otros autores a pensar más los guiones de sus shonens, dando obras como Hunter x Hunter,



donde los personajes en vez de "darse la del pulpo" ganan a sus adversarios resolviendo problemas de lógica, Inuyasha,


 

cuyos personajes tienen una psicología bien planteada, con sus puntos fuertes y débiles y las tramas son bastante imprevisibles, o Slayers,



que utilizan los tópicos para las escenas de humor, mientras que las tramas sobre brujeria se mantienen más elaboradas.

Sin embargo estos casos, son historias tan largas, que llega un momento en que en vez de resolver la trama principal, lo acaban simplificando todo en Bien vs. Mal, y pasan a cumplir punto por punto los tópicos de siempre. Un ejemplo de serie que no cumpliria con esto sería el Western Anime Avatar: The Last Airbender,



comienza cumpliendo los tópicos del shonen, aunque sin caer en lo estúpido, y poco a poco las historias van ganando profundidad, los personajes maduran, se nos revela un mundo de fantasía con culturas propias coherentes, y cuando nos queremos dar cuenta la serie se ha vuelto una serie inteligente que nos plantea dilemas psicológicos y éticos volviéndose un shonen bastante adulto.

Esta es otra, un Shonen más adulto... es un Seinen?

Creo que aquí no nos pondríamos de acuerdo nunca. Para empezar, hay que aclarar el tópico de que el Seinen no tiene por qué ser violento o sexual: Chi's Sweet Home, son las historias sobre un gatito mimosín, y aunque parece un kodomo se publicó en una revista seinen, esto se debe a que según los estudios sobre audiencias, muchos adultos siguen las series kodomo, ya que las emiten en horarios en que ven la tele, esto ha motivado experimentos como Chi's Sweet Home, o parodias de kodomo (confundidas con kodomos) como Shin Chan. Por otro lado, series tan violentas como Saint Seiya o El Puño de la Estrella del Norte, o con una carga sexual tan evidente como Omamori Himari u Oh! Mi Diosa se editaron en revistas Shonen, ya que los japoneses son más tolerantes con estos temas, y a los adolescentes les encanta el sexo y la violencia. En el caso de que haya sexo explícito, o se trate directamente de un Hentai, no hay duda, se trata de un Seinen, pero si no lo hay... donde estaría la división? En estos casos estaría en la madurez del guión, Chi's Sweet Home es inteligente, imprevisible, irónico, basado en la psicología adulta, Shin Chan es más simple, pero está basado en el sarcasmo, mientras que Saint Seiya a pesar de su sadismo son historias simples de "Monstruo del Día", autosuperación y Bien vs. Mal, y Oh Mi Diosa son tambien historias de Bien vs. Mal planteadas como excusa para enseñar "muslo y pechuga", ni siquiera se tratan de Shonens Superiores, ya que obedecen a los estereotipos Shonen de siempre.



El lío ya vendría con Evangelion, está catalogado como Shonen, los protagonistas son adolescentes, no hay sexo explícito ni violencia visceral extrema, y obedece a los estereotipos propios del shonen: Situaciones Harem, Mascota cómica, Padres Ausentes, Adolescentes Superiores, Personalidades tópicas, Monstruo del Día, Bien vs. Mal... Aunque todo con cierta profundidad que le hace ganarse la etiqueta de Shonen Superior. Pero a medida que la serie avanza, las situaciones se van retorciendo, todo cobra una profundidad mística, aumentan las dosis de sexo y violencia a nivel psicológico y los personajes se ven atrapados en situaciones tópicas shonen como si se tratara de una maldición, se acaban volviendo locos, el Bien y el Mal pierde su frontera y la serie acaba convertida en un amalgama de conceptos surrealistas, un Seinen en toda regla.



Otro caso sería el de Death Note, catalogado Shonen... Pero en este caso (en la primera temporada) ni siquiera utiliza los tópicos propios del shonen, se trata de una historia de Género Negro Sobrenatural con toques Cyberpunk, no hay sexo explícito ni violencia extrema, pero a nivel psicológico es brutal, las tramas son endemoniadamente retorcidas y los dilemas éticos que plantea dejan a cuadros. El único punto shonen que le encuentro es que el protagonista es estudiante de instituto, pero luego pasa a ser universitario... Es otro Seinen en toda regla, ni siquiera es una serie que como Evangelion satirice la estructura tópica del shonen, por qué la etiquetaron como Shonen?



Yo tengo la teoría de que como las revistas shonen se venden 3 veces más que las seinen, hay mangas que los lanzan en revistas shonen para hacerse con más ventas. Esto valdría también para Shojos/Joseis como Nana.



Así que volviendo a la pregunta de antes: Un Shonen más Adulto, como Evangelion o Deathnote, es un Seinen? o es un Shonen Superior?

Veamos 2 ejemplos más: Elfen Lied, catalogado Seinen, al igual que Evangelion utiliza la estructura propia del shonen, la retuerce y... le añade violencia extrema. Es un Seinen.



Beck, catalogado Shonen, utiliza la estructura propia del shonen, la ironiza, sí, pero sin malicia, lo hace con la intención de sorprendernos luego con un lenguaje visual avanzado y un guión inteligente aunque sin ser retorcido, y no hay violencia extrema ni sexo explícito. Es un shonen, Superior, pero un shonen, por los mismos motivos que una obra tan inteligente como So Ra No To Wo es un Shojo Superior.



Otra vez la misma pregunta: Un Shonen más Adulto, es un Seinen? o es un Shonen Superior?

El problema es la falta de una etiqueta intermedia, un shonen y un seinen pueden ser tan diferentes como Digimon, orientado a preadolescentes consumistas y Ninja Scroll, orientado a adultos occidentales con curiosidad de comprobar los niveles de violencia que puede tener el anime. Por eso propongo la etiqueta de Shonen Superior, historias que respetuosamente tratan a los chavales como personas con cerebro, sin abusar de fan service, ni tópicos absurdos, que planteen tramas bien pensadas y personajes con psicologías matizadas, sin sexo explícito, ni violencia extrema, y aquí podríamos añadir también los Seinen/Shonens. Pero mientras esta etiqueta sea algo exclusivo de este blog, me niego a reconocer Deathnote como una obra tan Shonen como podría serlo Dragon Ball Z.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada