divendres, 14 de gener de 2011

COMEDIA コメディ

La comedia es un componente muy importante de buena parte del manga-anime. Mientras que la mayoría de dramas de manga-anime muestran personajes fríos y desalmados hasta que alcanzan las más elevadas cotas de sufrimiento y desesperación, la comedia es un festival de "caretos", los personajes deforman sus expresiones de todas las maneras concevidas, hasta el punto de crear un subgenero de comedia el SD: Super-Deforme (también conocido como Chibi), personajes con la cabeza del tamaño del cuerpo, que a menudo se usan en escenas de otros géneros como forma de enfatizar una escena cómica o de parodiar.



El caso es que la mayoría de productos de manga-anime que no quieren destacar por su dramatismo, tienen contenido cómico, añadir gags es una manera de "añadir paja" a las tramas para alargalas. El tipo de humor que más gusta es el humor slapstick absurdo con toques picantes, todos los personajes tienen una gran virtud limitada por un gran defecto, los protagonistas son poderosos aunque más tontos que un zapato, y deboran mesas atiborradas de comida a ultra-velocidad, los viejos coleccionan bragas de chicas, y las chicas son arrogantes, malhumoradas y llevan martillos gigantes escondidos con los que golpear a los voyeurs y chicos con falta de sensibilidad, los secundarios cómicos son cobardes y oportunistas, así como los villanos cómicos son locos patéticos que no son conscientes de su torpeza.

El caso es que en los años 70 el manga anime en occidente estaba ganando fama por su faceta melodramática, les costaría refinar una fórmula hasta conseguir que un género tan propio como la comedia fuese exportable. A principios de los 80 aparecieron 2 series que encontraron la fórmula adecuada, una de esas primeras series cómicas que lo consiguió fue Lamu, la otra fue...




EL DOCTOR SLUMP! 


Basado en un manga de éxito de Akira Toriyama publicado entre 1980 y 1984, ésta serie ayudó a lanzar a la fama a Toriyama antes de comenzar con Dragon Ball, donde mezcló su fórmula de comedia con el género de moda en la época: Los Superhéroes de Artes Marciales. Se trata de una niña robot llamada Arale, creada por un peculiar Dr. Slump que corre todo tipo de aventuras disparatadas en la Villa del Pingüino, una isla que es todo un micro-cosmos de la cultura popular japonesa de la época.

La serie de Anime la produjo Toei entre 1981 y 1986, y consta de 243 episodios basados en humor slapstick, escatología y referencias frikis tanto japonesas como americanas, entre muchas parodias a personajes conocidos hay un supuesto Superman que "vuela" estirado en un patinete, o un agente de la policía que pulula con un casco de storm trooper. El propio Toriyama aparece a menudo en la serie caracterizado como un pájaro (Toriyama significa montaña del pájaro), como un robot, o como un dibujante kamikaze con gafas de sol y máscarilla anti-gérmenes.

Produjeron las películas:
  • Dr. Slump and Arale-chan: Hello! Wonder Island (1981)
  • Dr. Slump: "Hoyoyo!" Space Adventure (1982)
  • Dr. Slump and Arale-chan: Hoyoyo, Great Round-the-World Race (1983)
  • Dr. Slump and Arale-chan: Hoyoyo! The Treasure of Nanaba Castle  (1984)
  • Dr. Slump and Arale-chan: Hoyoyo! Dream Capital Mecha Police  (1985)
  • Dr. Slump and Arale-chan: N-cha! Clear Skies Over Penguin Village (1993)
  • Dr. Slump and Arale-chan: N-cha! From Penguin Village with Love  (1993)
  • Dr. Slump and Arale-chan: Hoyoyo!! Follow the Rescued Shark...  (1994)
  • Dr. Slump and Arale-chan: N-cha!! Trembling Heart of the Summer  (1994)



Y realizaron un cameo en los episodios 81 y 82 de Dragon Ball



La serie tuvo mucho éxito en Asia, en Occidente tuvo un éxito irregular, prepararon un piloto doblado para el mercado norte-americano, pero nunca se emitió, en España sólo se emitió en algunas autonomías, en Cataluña concretamente tuvo much'isimo éxito, frases de la Arale como "Oyoyo!" o la expresión "gafas de Arale" para referirse a gafas redondas aparatosas, pasaron a formar parte del vocabulario popular. Hubo un revival poco agraciado entre 1997 y 1999 de 74 episodios más.



Al que le siguieron dos películas:  Dr. Slump: Arale's Surprise (1999) y Dr. Mashirito and Abale-chan (2007) que iba precedida del corto cómico One Piece Episode of Alabasta: The Desert Princess and the Pirates.



Pero volviendo a la Comedia Japonesa propiamente dicha, existe un género de comedia típico llamado Manzai, es un género típico de Osaka que consiste en un dúo cómico, un tipo alto y tranquilo y otro pequeñajo e histérico que van soltando chistes absurdos a toda velocidad. Es un género de teatro que si se intentara adaptar en manga-anime daría unos resultados muy bizarros, y así es. Un caso de Manzai Anime sería Bobobo, donde tenemos a Bobobo, el tipo alto y calmando, y a Don Patch, el pequeñajo histérico, en cuanto a los gags que van realizando no tienen ni pies ni cabeza. Otro ejemplo de comedia anime donde aparece una pareja Manzai sería Ping Pong Club



Un Anime Deportivo resultó una buena base para una comedia Manzai, ya que se tratan de argumentos de por sí sin mucho interés, sobretodo si tenemos en cuenta que éstos jugadores de Ping Pong ni tienen superpoderes como Chicho Terremoto, ni son buenos jugando a ping pong, de hecho en la mayoría de capítulos ni siquiera juegan a ping pong.



Está basada en un manga de Minoru Furuya y la serie se produjo entre 1995 y 1996 por TBS, consta de 26 episodios dobles de 12-14 minutos cada segmento. Trata de gags absurdos y sin sentido de un equipo de ping pong formado por auténticos inútiles, gandules, imbéciles, deprabados sexuales y semi-delincuentes estudiantes de secundaria. Contiene numerosas referencias a la cultura popular japonesa de los 70, como parodias a Ashita No Joe, Lupin III (un ejemplo de comedia de género negro) o incluso a El Furor del Dragón, con los personajes parodiando a Bruce Lee y a Chuck Norris. Es de las pocas series Echi (humor sexual) donde  se muestran genitales y escenas relativamente explícitas. Es una serie realmente DEGENERADA, y lo digo en todo el esplendor que ésta palabra puede cobrar en un contexto japonés. Toda una joya oriental, vamos...

Y finalmente me gustaría hablar de una comedia seinen bastante peculiar: Detroit Metal City



Viene a ser como una fusión de Metalocalipse y el mito del Dr Jeckil. Se trata de una serie de OVA's de 12 episodios de 13 minutos del 2008, basada en un manga de Kiminori Wakasugi, el título proviene del disco de Kiss, Detroit Rock City. La historia trata sobre Soichi Negishi, un chico tímido, sensible y afeminado que desea triumfar en el mundo del pop melódico, pero mientras no lo consigue, vive cantando en un grupo de brutal-death-metal satánico ultraviolento, donde se pregona como el anticristo con canciones sobre violar y matar a todo el mundo. El caso es que aunque para Soichi resulta imposible compatibilizar su vida cotidiana con el papel de "hijo del metal" que interpreta, experimenta una transformación en plan Mr. Hide cada vez que sube a un escenario.



En el 2008 también se estrenó como película de imagen real



Podemos nombrar much'isimas comedias de anime más, como Don Dracula, Kinnikuman, Ranma 1/2, FLCL, Naruto, o Shin Chan. La comedia en anime es un género presente tanto en Kodomo, como en Shonen, Shojo, Seinen, Josei, y en el Hentai, incluso en los animes dramáticos a menudo lucen alguna mascota que aporte un toque cómico a la historia, lo que le ha acabado generando un amplio abanico de niveles en los que actuar.

Se tratan de números cómicos histéricos, desproporcionados, que para los occidentales que no se hayan habituado a ellos desde la infancia incluso pueden resultar insoportables, es más, muchos de los gags se pierden al basarse en una cultura diferente a la nuestra... y viceversa, hay animes intencionadamente dramáticos como Ninja Scroll, tan desproporcionadamente brutales que se toman por humor negro ante los redondos ojos de la audiencia occidental.

Sin duda, la comedia es el género mas difícil de traducir y exportar que existe.

2 comentaris:

  1. Dr.Slump y Ranma 1/2 son dos de las series de animación que veía de crío de las que guardo mejor recuerdo :)

    Vaya paranoia Detroit Metal City... habrá que echarle un vistazo, después de Bobobo y Ping Pong Club no creo que pueda conmigo...

    ResponElimina
  2. Detroit Metal City no es un humor tan psicodélico como Bobobobo o Ping Pong Club, pero tiene toques bastante degenerados, y el estilo de dibujo me gustó. Lo que son capítulos autoconclusivos de 10 minutos, y a menudo presentan a algún personaje que puede dar mucho juego y luego no vuelve a salir.

    ResponElimina