diumenge, 2 de gener de 2011

BICHOS COLECCIONABLES 注目のバグ

Los japoneses aprendieron las técnicas del merchandising animado de los americanos, y la elevaron a la enésima poténcia. En los años 80, los saturday morning cartoons occidentales arrasaban lavando el cerebro a los niños para que les pidiesen a sus padres un He-Man, un Gi Joe o un Pequeño Pony como los que veían por la tele, se trataban de séries muy rentables ya que estaban subvencionadas por empresas jugueteras, pero debían resultar atractivas sin usar una carísima animación de calidad. Las escuelas de animación limitada que conocían los occidentales  (UPA, Hanna Barbera y Friz Freleng) comenzaban a estar desfasadas, por lo que la solución fue encargar buena parte de la animación a estudios japoneses.

El concepto de Merchandising Animado gustó mucho en Japón, por lo que acabaron adaptando séries ideadas por americanos en Anime, como las Tortugas Ninja o los X-Men, y en casos como Hello Kitty o Transformers, se llegó a un punto en que ya no quedaba claro si se trataba de séries originariamente americanas o Japonesas.



Los japoneses no sólo se encargaron de parte de la animación de aquellas séries, también se encargaron de diseñar los juguetes, y los videojuegos. Luego darían a luz la idea del anime basado en videojuegos y finalmente lo plantearían todo como concepto global: Lanzar la série de anime, el videojuego, los mangas y el merchandising completo a la vez, de manera que si sólo uno de los productos tuviera éxito, el resto serviria como promoción.

Un pasatiempo bastante común entre niños japoneses es el de coleccionar bichos: van al monte, capturan insectos raros, y luego los mantienen con vida para organizar combates entre ellos, Se rumorea que Satoshi Tajiri era aficionado a tal "deporte" y que de aquí creó la famosa saga de Pokemon, la primera série sobre bichos coleccionables. La idea de fomentar el conseguir, coleccionar y enfrentar bichos resultó una gran idea para juegos de cartas, videojuegos y colecciones de muñecos por lo que la franquicia fue un exito, y la promocionaron con una titánica série de animación.

Al comprobar el éxito de Pokemon, se intentaron promocionar otras franquicias parecidas (si no clónicas), el clon de Pokemon más famoso fue Digimon.


Se trataba de la franquicia rival de Pokemon, o como la crítica la llamaba: La otra série "Mon". Venía a ser una versión de Pokemon de Toei Animation, (Pokemon es de OLM Inc.), comenzó en 1997, un año después que Pokemon como muñeco interactivo, y después como juego de cartas, mangas y franquicia de merchandising. El argumento es muy parecido al de Pokemon, unos niños viajan a un mundo alternativo (en éste caso una realidad virtual) donde se dedican a coleccionar bichos para enfrentarlos en combate, el "gancho" de ésta franquicia venia de que las "pokevoluciones" de los bichos (aquí llamadas "Digievoluciones") eran más sencillas y por lo tanto el juego se volvía más agresivo. Los bichos también se encapsulan, pero en éste caso en vez de hacerlo en "pokebolas", los hacen en "digihuevos".

La primera série de anime saldría en 1999: Digimon Adventure. En principio iba a tratarse de un mediometraje, pero cuando tuvieron listo el story-board, les pidieron que lo adaptaran como série de TV shonen. Mientras, también crearon 2 mediometrajes más: Digimon Adventure: Our War Game y como precuela de la segunda temporada: Digimon Adventure 02: Digimon Hurricane Touchdown / Supreme Evolution! The Golden Digimentals. Éstos 3 primeros mediometrajes, se recopilaron para el mercado norte-americano como Digimon The Movie.



También produjeron la película Digimon Adventure 02: Diablomon Strikes Back como precuela para la segunda temporada:Digimon Adventure 02. A partir de entonces hubieron 4 temporadas más, presentadas por sus respectivas películas:
  • Digimon Tamers: The Adventurers' Battle 
  • Digimon Tamers: Runaway Digimon Express 
  • Digimon Frontier: Revival of the Ancient Digimon  


En cuanto a la película Digital Monster X-Evolution, no corresponde a la série de TV, sinó a las líneas de Merchandising, y tanto ésta película como Digimon Savers - The Movie: Ultimate Power! Activate Burst Mode!!, sólo se han estrenado en Japón.




También existe una novena película: Digimon Savers 3D: The Digital World in Imminent Danger! 
(necesitaréis unas gafas azul y rojas para ver el opening)




    La Saga Digimon cuenta con un total de 279 episodios, y aún se encuentra en producción. Nunca ha conseguido ser una série tan popular como Pokemon, pero sus fans son bastante fervientes.

    El género de los Bichos Coleccionables, en realidad no tiene por qué basarse exclusivamente en "bichos", en Yu Gi Oh, por ejemplo, invocan bichos a través de cartas para hacerlos luchar, pero toda la trama de la série va tras las cartas en si mismas, los bichos no tienen personalidad, ni son populares, y los combates consisten en... jugar a cartas, unas cartas a la venta en cualquier kiosko del mundo real, evidentemente.



    El éxito de ésta franquicia tan hiperbólica, dio a entender que lo importante de éstas séries no era el "bicho", eran las historias de autosuperación de los niños, cómo conseguían ser el luchador, entrenador de bichos, jugador de cartas, o lo que sea más guay del mundo, y "hacerse con todos" los objetos de lucha que existan; explotan el orgullo, la avaricia y la envídia del niño para venderles juguetes (viva la ética del anime!). A dónde quiero llegar? bueno... si lo importante de los "bichos coleccionables" es coleccionar, y no el bicho en sí... se podrían hacer séries de niños que coleccionen todo tipo de cosa que comporte luego un juego, no? Éste sería el principio de una série como... 




    BeyBlade. Aquí no coleccionan bichos, coleccionan, y combaten con peonzas poseídas por espiritus (jooooooder!). En su origen era un manga publicado entre el 2000 y el 2002,  Madhouse produjo una série en el 2001, que se extendió a una segunda en el 2002: Beyblade: V-Force. Después produjeron la película: Beyblade: The Movie - Fierce Battle



    y a continuación produjeron una tercera série en el 2003: Beyblade: G-Revolution 
     



    La saga tuvo un intermedio y volvió en 2009 con 51 episodios más, en un supuesto futuro en el que aparecen unas misteriosas "peonzas prohibidas", en realidad la série salió cuando quisieron promocionar una nueva línea de peonzas de metal: Beyblade: Metal Fusion  



    y otra série en el 2010: Beyblade: Metal Masters, que aún está en producción.



    Pero volviendo a los "Bichos Coleccionables"... Existe alguna série BUENA?

    Yo soy incapaz de declararlo, pero debería nombrar alguna, así que buscando en el blog de Alvaro (AQUÍ) encontré una mención a la série Narutaru: Shadow Star



    Se trata de una série de manga de Mohiro Kitoh publicado entre 1998 y el 2003, y que antes de finalizar fue adaptada en una série de anime de 13 episodios.Todo comienza con una niña de 12 años llamada Shima que se encuentra un bicho volador en forma de estrella de mar, Shima desarrollará una relación con su nueva mascota mientras conoce a más niños que tienen bicho-mascotas coleccionables.

    El caso es que no se trata de un shonen, a medida que la trama avanza esta se vuelve oscura y brutal, los niños desatan su crueldad egocéntrica los unos contra los otros utilizando sus bichos coleccionables como bestias de destrucción masiva que en los ultimos 2 capitulos se vuelve todo un despendole de sexo y violencia que se podría describir como una "Versión Pokemon de Elfen Lied". Se rumorea que el anime es más descafeinado que el manga en el que está basado, cuyos diálogos fueron re-editados y algunas páginas censuradas en las versiones Anglosajona y Alemana, y la versión Francesa fue cancelada al considerarla de excesivo mal gusto.



    El canal Sci Fi describió la série como una série que comienza siendo Fascinantemente Inquietante y que acaba volviéndose Lenta pero Expresiva.

    En fin... éste género se trata de la máxima expresión del merchandising animado, una adaptación japonesa del arte de la manipulación infantil americana, que vivió todo un boom a finales de los años 90 y que aún hoy continúa con séries como Pokemon, Beyblade, Bakugan...



    o ya re-adaptado en animacción occidental: Ben 10 y Gormiti 



    Personalmente es un género que considero inmoral, son animaciones que a través de estudios psicológicos se fabrican como técnicas de marqueting agresivas y que estan más pensadas en provocar ventas masivas que en crear entretenimiento de calidad, opino que son más perjudiciales para los niños que la pornografía o el gore, no deberían verlas.

    Luego, cuando sean mayores, que disfruten del Drama Social de Pokemon en Imagen Real

    7 comentaris:

    1. Pufff...El caso es que la mayor parte de las series de este tipo es que intentan encubrir sus objetivos comerciales por medio de la supuesta tranmisión de mensajes como "la amistad" (Si por amistad entiendes tener a tus suspuestos amigos confinados en alguna clase de contenedor digital) y la autosuperación personal...Pero eso sí: Para lograrlo, los niños héroes tienen que "tenerlos a todos"...No me sorprende que se hayan hecho tantas parodias al respecto, como la de South Park:
      http://www.youtube.com/watch?v=XeoB1voCit4


      Y Pollo Robot nos revela lo que hay dentro de las Pokebolas:

      El tema de Ling Ling de la Casa de los Dibujos:

      http://www.youtube.com/watch?v=KzAQZAB6_-s

      No sé si Ben 10 se pueda considerar dentro de este género (Se supone que es un "superhéroe" (Uno muy aburrido, por cierto) que asume diferentes habilidades con su transformación.

      Otra serie occidental basada en este concepto es la horrible "Chaotic" una serie hecha en Animación Flash con una trama similar a Yugioh y Gormiti:

      http://www.youtube.com/watch?v=q7tXVIygbL0


      He visto unos cuantos episodios de Gormiti y me pareció terrible, es una de las peores cosas que he visto. La trama es básica, los personajes no tienen carisma, los bichos en cuestión son increíblemente feos, la animación es pobre...Creo que hasta para los estándares de una serie de merchandising es muy mala...

      ResponElimina
    2. El género en sí mismo es una abominación.
      Una vez tuve que explicarle a un niño de 5 años que Digimon no está bien porque las mascotas son para cuidarlas y quererlas, no para hacerlas pelear contra las mascotas de otros niños.

      Gormiti es muy fea, ciertamente... no entiendo como que tiene éxito (almenos en Europa).

      Sí, Ben 10 es un superhéroe con poderes de transformación alienígenas, no busca bichos para hacerlos pelear, se convierte en ellos. La he añadido como ejemplo de serie occidental con una temática parecida, aunque no sea lo mismo.

      Añado tus enlaces en un post propio.

      ResponElimina
    3. Peonzas poseídas... tenía que existir XD

      ResponElimina
    4. Me imagino que les costaría imaginarse una trama que explique que unos niños salvan el mundo jugando con peonzas, hacer que las peonzas estén poseidas me imagino que en parte lo explica... miento, no lo explica, NO! NO TENÍA QUE EXISTIR! el mundo de la animación sería mejor sin Beyblade.

      ResponElimina
    5. Sólo espero que si algún día se hace una serie o película animada de Magic The Gathering, NO se trate de niños que salvan al mundo jugando cartas...Sino que se apele más bien a una trama de fantasía épica...

      ResponElimina
    6. Ahora que lo pienso, la serie de Lilo Stich (La de Disney, no la anime)tenía algo de "Pokemón" en el sentido que los protagonistas buscaban un alien nuevo en cada episodio:
      http://www.youtube.com/watch?v=lmpa3rk3V_o

      ResponElimina
    7. Mmmmsi... pero eso es lo que los americanos llaman "Monstruo del Día", uno de los tipos más sencillos de historias de acción, que vienen de los comics de Stan Lee: Una vez tienes un protagonista carismático, para hacer un nuevo espisodio sólo tienes que presentar a un nuevo malo.

      En las series de acción Kodomo (Pokemon y Stitch incluídas) se quedaron con éste tipo de argumento ya que es útil para hacer publicidad de muñecos.

      ResponElimina