dijous, 2 de desembre de 2010

Alita Ángel de Combate

A los japoneses les chiflan los cyborgs, tienen cientos de series y animaciones de esta temática, algunas tan memorables como las creaciones de Koji Morimoto, la saga de Ghost in the Shell, Trigun, o Alita Angel de Combate:

銃夢




Alita es una serie de mangas de 1990 de Yukito Kishiro publicado en Japon como Gunn, hay dos OVA's basadas en los dos primeros tomos, de los nueve que tiene la serie, que trata de Alita, una cyborg que un ingeniero venido a menos encuentra entre la basura, que no recuerda nada de su pasado, pero que resulta ser una perfecta máquina de matar. Alita se convertirá en mercenario, pistolera a sueldo y cazadora de recompensas a medida que intenta averiguar sus orígenes. Se trata de una saga ultraviolenta en plan western futurista, con referencias a la cultura Heavy Metal.

Las OVA's son de 1993 e incorporan varios cambios respecto al manga que no gustaron mucho a sus fans. Esto se debe a que Kishiro andaba tan ocupado dibujando el manga que no pudo aceptar el trabajo de supervisor de las OVA's. Según la productora, no hay planes de hacer más.

Existe un plan para producir una película de Hollywood de Alita, dirigida por James Cameron (aunque Cameron nunca declara nada al respecto), sería una adaptación de los 3 primeros tomos, que de tener éxito se convertiría en una trilogía conclusiva. La produccion lleva mucho tiempo archivada, ya que Cameron no está seguro de disponer de la tecnologia adecuada para llevarla a cabo. Parece raro que a estas alturas haya algo que no se pueda hacer en CGI verdad? El problema es que Alita tiene el aspecto de una niña de 14 años, y en numerosas escenas sale desnuda, así que la productora se ve obligada a hacer al personaje de Alita completamente en CGI para poder pasar sobre las leyes anti-pedofilia.

Se rumorea que la película Avatar de James Cameron, la han realizado para probar de hacer alienígenas en CGI lo suficientemente hiperrealistas para poder hacer luego Alita.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada