dissabte, 17 de setembre de 2011

TATSUNOKO PRODUCTION

Hoy voy a hablar de otro de los estudios pioneros de manga-anime: Tatsunoko Production

Fue fundado en 1962 por los Hermanos Yoshida, su nombre es un juego de palabras que significa Los Chicos de Tatsuo (el fundador se llamaba Tatsuo Yoshida) o Dragón Marino, hecho por el cual el logo de la compañía es un caballito de mar.


Mientras la principal productora de anime de la época, Toei Animation, estaba especializada en largometrajes para cine, Tatsunoko se especializó en la animación para TV, debutaron en 1965 con la serie para TV Space Ace




Se trata de una productora que ha visto con buenos ojos abrirse hacia occidente con tal de conseguir promocionar la animación japonesa, por lo que siempre ha tenido manga ancha a la hora de que las distribuidoras occidentales re-editen y doblen a su antojo sus series, éste fue el destino de su segunda serie: Speed Racer / Meteoro (1967)




y permaneció durante décadas como política de la empresa en más series como Comando G / Gatchaman (1972)



Tatsunoko se ha dado a conocer por series de acción y ciencia ficción, pero también realizó cuentos de hadas y series kodomo como Minashigo Hutch (1970)



o The Adventures of Pinocchio (1972),



A lo largo de su historia autores como Katsuhisa Yamada y Kazuo Yamazaki fueron pasando por su plantilla. Cabe destacar sobretodo Hiroshi Sasagawa, que a través de la serie Time Bokan (1975) creó un nuevo estilo de comedia absurda en anime.




Mamoru Oshii trabajó de storyboarder en esta y otras series de Tatsunoko, Time Bokan también contó con diseño de personajes de Yoshitaka Amano.

Eiko Toriumi era un director de anime que se curtió en los Estudios Tatsunoko, creando series como Comando G (1972), Demetan Croaker, The Boy Frog (1973),



Tekkaman: The Space Knight (1975)



y Goliath the Super Fighter (1976),



pero en 1979 rompió lazos con Tatsunoko y junto con otros animadores, fundó los Estudios Pierrot. Uno de los autores que tomó como discípulo fue Mamoru Oshii. Toriumi apreció el potencial de Oshii para el humor absurdo, y en los Estudios Pierrot lo puso como director e storyboarder a cargo de Urusei Yatsura / Lamu / Lum. (1981).

Tatsunoko continuó con sus cuentos de hadas como Temple the Balloonist (1977)



The Littl' Bits (1980)



y Superbook (1981), basado en historias bíblicas



Sin embargo nos encontrábamos en plena Edad de Oro del Manga-Anime y Tatsunoko se encontraba lejos del nivel de producción que estudios como Toei, TMS, Nippon Animation o Sunrise estaban consiguiendo, para poder competir en este flamante nuevo escenario utilizaron su mejor arma: la colaboración con distribuidoras, en 1982 crearon la franquicia Macross, y le cedieron los derechos a la distribuidora Harmony Gold en America (que la rebautizó como Robotech en 1985) y a las productoras Studio Nue y Big West Advertising en Japón, a cambio de que se encargaran de financiarles. Su intención era crear una franquicia capaz de competir contra Gundam



El productor Mitsuhisa Ishikawa fue el encargado en 1987 de formar un equipo para crear la franquicia Zillion



Mitsuhisa Ishikawa creó la productora asociada IG Tatsunoko Limited en Tokio, como estudio subcontratado de Tatsunoko Productions. La idea de Ishikawa era crear un estudio paralelo para evitar que se dispersase el personal de Tatsunoko después de producir Zillion, el director de esa serie, Takayuki Goto, pasó a dirigir la nueva productora, y el estudio subcontratado que trabajó para Zillion: Kyoto Animation, tambien formó parte del nuevo equipo. El nombre de IG viene de las iniciales de Ishikawa y Goto.

Su primer éxito fue Patlabor, basado en los mangas de 1993 del grupo Headgear.




De hecho, esta serie fue tan lucrativa que mientras preparaban la película de Patlabor 2, compraron el 20% de las acciones de la empresa que tenía Tatsunoko Production, y así en 1993 consiguieron su independencia empresarial bajo el nombre de Production IG.



Patlabor les animó a explorar el campo de los mechas y el ciberpunk, con creaciones dirigidas por Kenji Kamiyama como la serie de Ghost in the Shell. En el caso del estudio asociado de IG, Bee Train, fue fundado por el ex-animador de Tatsunoko Koichi Mashimo.

El caso es que Tatsunoko no estaba funcionando como superproductora de anime, en cuanto uno de sus mejores artistas conseguía un éxito, se iba a otra productora, si formaban un estudio asociado, se independizaba, ellos continuaron con su fórmula de anime destinado a distribuidoras occidentales como Samurai Pizza Cats (1990)



Participaron como productora asociada con Gainax en la producción de Neon Genessis Evangelion (1996), cierto



pero con el tiempo se han ido basando más en re-makes de sus franquicias como Yatterman (2008)



y coproducciones con otros estudios como Nurse Witch Komugi (2002) con su ex-estudio asociado Kyoto Animation



Robotech: The Shadow Chronicles (2006) con su distribuidora americana Harmony Gold



Casshern Sins (2008) un remake de la serie de 1977 con Madhouse



Beyblade: Metal Fusion (2009) con SynergySP



Yozakura Quartet
(2010) con KMMJ Studios



y Gatchaman (2011) con Imagi



En el 2005 el 88% de sus acciones fueron compradas por la juguetera Takara, y en el 2010 Production I.G., el antiguo estudio asociado estrella de Tatsunoko compro el 11,2% de las acciones, Mitsuhisa Ishikawa ahora se dedica parcialmente a supervisar a Tatsunoko. Las últimas noticias sobre Tatsunoko son que van a hacerse cargo de producir algunas series Marvel.

El futuro de Tatsunoko es incierto, puede que Production IG la resucite o puede que la limite a explotar sus franquicias y a utilizar sus valiosos contactos con las distribuidoras americanas. Se trata de un caso atípico de productora japonesa, que no "mima" a sus animadores estrella, no da pie a la innovación, se basa más en "hacer uso de lo que funciona", coproducir, distribuir, confiar en el mercado occidental... Tatsunoko ha llevado una política de empresa más parecida a la de una productora occidental, y lo ha acabado pagando muy caro. Sus estudios asociados la han superado, sus franquicias han envejecido, es un destino muy triste para uno de los estudios pioneros en exportar el anime a occidente.

2 comentaris:

  1. Yo recuerdo haber visto de niño muchas series de Tatsunoko, como "Meteoro", "El Superlibro" "Gatchaman" y "Robotech", una pena que su futuro sea tan incierto.

    Una de las creaciones más conocidas de la empresa, "Meteoro" ha tenido, además de la películas live action dos versiones animadas norteamericanas que son francamente horribles:
    The New Adventures of Speed Racer:
    http://www.youtube.com/watch?v=arU5EXJaMz8

    y "Speed Racer: The Next Generation"(La odio), producida por Lionsgate:
    http://www.youtube.com/watch?v=m89zi1z8X3w

    ResponElimina
  2. Si, es una pena que Tatsunoko esté en un momento tan bajo... pero la verdad es que tampoco ha hecho nada por evitarlo.

    Permitió que las distribuidoras americanas hicieran lo que quisieran con sus franquicias y eso incluye secuelas como New Adventures of Speed Racer y Speed Racer: The Next Generation.

    En el capítulo de la sexta temporada de Futurama: Reincarnation, hicieron un corto especial parodiando las series de Tatsunoko. No tiene desperdicio XD

    http://www.youtube.com/watch?v=rU4TF3S7STM

    Cuelgo tus enlaces en un post propio.

    ResponElimina