dijous, 15 de desembre de 2011

Tale of Genji (1987)

En los principios del anime,  a pesar de que los Chanbaras tenían mucho éxito en el manga, los japoneses prefirieron realizar animaciones más orientadas al público occidental, fue en los 80 cuando el género tuvo un cierto auge, a raíz del boom de los Super-héroes de Artes Marciales.

El éxito de la primera película de Ghibli en 1984, Nausicäa, no sólo animó a hacer películas más artísticas, sinó que inició una escalada ultra-competitiva japonesa por ver quien hacía la película más cara y elaborada. Uno de los ejemplos de Chanbara que aparecieron fue Tale of Genji (1987)



Pero el boom vino en los años 90, cuando el género  Gore llamó la atención al público occidental con obras como el Chanbara Ninja Scroll, la audiencia de los shonen de Super-Héroes de Artes Marciales de moda en los 80 se habían vuelto adolescentes, y  el Chanbara pareció el género ideal para captarlos con tramas y estéticas más oscuras y "realistas".

La própia Ghibli realizó un Chanbara en 1997 La Princesa Mononoke. Esta película es sin duda la más violenta del estudio (en cuanto a violencia visceral, en lo que se refiere a violencia psicológica "La Tumba de las Luciérnagas supera a "La lista de Schlinder", "Malena" e incluso "Descalzos sobre Hiroshima"). Mononoke hizo saltar la alarma de la distribuidora americana Miramax: Padres que irian con los niños al cine diciendo "que monos! dibujitos en plan Heidi!" y que a las primeras matanzas y amputaciones tendrian que salir corriendo de la sala. El directivo Harvey Weinstein se dispuso a "tunearla", cuando se lo comentó a Miyazaki, le envió por correo una katana auténtica con una nota que ponía "SIN CORTES!"

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada