divendres, 22 d’octubre de 2010

Violence Jack

La etiqueta Hentai, se empezó a usar en los mercados occidentales en 1994, con The Legend of Lyon. El caso es que las distribuidoras occidentales estaban teniendo problemas con el material que les llegaba desde Japón como Violence Jack, mucho más degenerado que los animes Eroge a los que estaban familiarizados.




Y no se trataba sólo de un problema de ultra-violencia, mientras la censura japonesa prohibía mostrar los genitales, toleraba mostrar Tentacle Sex, violaciones y pedofilia, completamente al revés del modus operandi de la censura occidental. Ésta casi absoluta libertad para la pornografía en Japón les permitió crear una rica subcultura del Hentai, con un enorme abanico de sub-géneros:
  • Ero - Para hombres heterosexuales
    • Bakunyu - Pechos enormes
    • Incest
    • Lolicon - Con chicas adolescentes o pre-adolescentes
    • Moekko - Estereotipo de chica joven que responde a un fetichismo sexual implícito concreto, .
    • Omorashi - Lluvia dorada
    • Shotacon - Gerontofilia/Mancebofilia
    • Tentacle Erótica - Sexo o violaciones de hombres-pulpo.
    • Dojinshi - Personajes de manga-anime conocidos en situaciones sexuales
    • Panchira - Personajes femeninos a los que se les ve la ropa interior
    • Eroge - Adaptación de un género de videojuego que consiste en ligar 

  • Redisu - Para mujeres heterosexuales
    • Teen's Love - Historia erótica Shojo
  • Yaoi - Temática homosexual masculina 
    • Futanari - Personajes de sexo ambiguo
      • Hermafroditas
      • Transexuales
    • Menslove - Para hombres homosexuales
      • Bara - Personajes hiper-musculados
      • Oyaji - Personajes de edad avanzada.
    • Shonen AI - Temática homosexual masculina para mujeres
      • Bishonen - Chicos andróginos 
      • Biseinen - Hombres andróginos
  • Yuri - Shojo de temática homosexual femenina 
    • Bishojo - Chicas idealizadas.
Más de un occidental se escandalizaría al ver algunos géneros aquí expuestos, no se trata de que sean más o menos depravados que la pornografía occidental... simplemente son géneros dedicados a una cultura que no es la nuestra, en nuestra cultura se considera la "dominación sexual masculina" como sexismo, la homosexualidad masculina como algo endógamo (de gays y para gays),   el incesto como una aberración, la violación como un crimen, la pedofilia como un vicio insano que se debe tratar castrando a quien la ejerce o admira, y el sexo entre hombres-pulpo y colegialas como la fantasía digna de un psicópata.

Si un occidental se ganase el pan dibujando ese tipo de material... posiblemente acabaría en la cárcel.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada