diumenge, 26 de setembre de 2010

Akira

En cuanto las productoras japonesas fueron suficientemente potentes lógicamente se plantearon una adivinanza: Si con nuestras técnicas narrativas hacemos maravillas con la animación limitada, que pasaría si las aplicásemos a la Cel-Animation de calidad?

Aplicar estas técnicas a la Cel-Animation de 24 dibujos por segundo es tan complejo y elaborado que el resultado fueron una serie de películas de finales de los 80 como Royal Space Force: The Wings of Honneamise (1987) o Akira (1988), tan caras que fue imposible rentabilizarlas a corto plazo.


Al parecer a Otomo le gustó participar en superproducciones de anime, por lo que decidió adaptar el manga de Akira. Otomo aún estaba trabajando en esta serie de manga, con todo y con esas consiguieron estrenarla al año siguiente, la que concretamente era la película de animación más cara de la historia.



A pesar de ser una de las películas de anime de más éxito internacional, ha sufrido críticas muy duras ya que sólo es fiel al cómic durante la primera mitad de la historia, después la trama cambia completamente.

Se trata de una historia cyberpunk sobre Kaneda y Tetsuo, dos miembros de una banda de moteros de Neo-Tokio, una ciudad reconstruida sobre las ruinas de Tokio tras la Tercera Guerra Mundial. Tetsuo será secuestrado por unos militares que realizaran experimentos con él con tal de convertirlo en un ser supremo, ya que su último experimento, con un niño llamado Akira, fue un fracaso. Kaneda se aliará con Kei, una terrorista, con tal de rescatar a Tetsuo, mientras Tetsuo por su banda sufre la transformación que le convertirá en un monstruo ultra-destructivo.

Para llevar a cabo una obra de esta magnitud, fundaron una productora llamada Akira Committee, formada por las empresas Kodansha Ltd., Mainichi Broadcasting System, Inc., Bandai Co., Ltd., Hakuhodo Incorporated, Toho Co., Ltd., Laserdisc Corporation, Sumitomo Corporation y Tokyo Movie Shinsha Co., Ltd. 

Se trataba de una producción de animación muy elaborada, se usaron 160.000 cels, fue la primera producción de anime realizada con lib-sync: filmaron las bocas de los dobladores y las transladaron a los personajes con rotoscopia. Los efectos sonoros estuvieron muy cuidados, el sonido de la moto de Kaneda lo hicieron con el motor de una Harley Davidson de 1929 mezclado con el sonido de un reactor.

El final de la película es diferente al del manga, la serie de manga terminó 2 años después que se estrenara la película, Otomo no estaba contento con el final que tenía pensado para el manga, por lo que decidió cambiarlo en la película tras una conversación con Alejandro Jodorowski, por un final que ni siquiera Otomo comprendía, y en cuanto a Jodorowski, no recuerda que le dijo a Otomo.

Las críticas fueron irregulares, basicamente aclamaron su espectacularidad y su factura, pero la criticaron por basarse demasiado en crear una estética atractiva, presentar conceptos impactantes y dejarle un guión débil, resultado de comprimir 6 volumenes de manga en 2 horas. En Japón fue un fracaso que casi provoca la quiebra de toda la industria del anime. En Estados Unidos se estrenó la versión doblada al inglés de Hong Kong, ya que ninguna gran distribuidora quiso encargarse de ella porque Steven Spielberg y George Lucas declararon que era un producto que los norte-americanos no entenderían. Sin embargo Lucas y Spielberg se equivocaron porque la película creó una nueva moda del manga-anime en occidente a principios de los años 90, convirtiendose en todo un símbolo de la animación japonesa.


En 1990 hubo un proyecto de realizar una película en imagen real, pero lo desestimaron al ver el presupuesto necesario. Finalmente Warner Brothers se hizo cargo del proyecto y producirá 2 películas, con Katsuhiro Otomo como productor ejecutivo y dirigidas por Albert Hughes con actores como Leonardo di Caprio y Morgan Freeman. Morgan Freeman de quien hará? De Tetsuo, de Kaneda o de Akira? Como demonios puede quedar una versión americana de Akira?



Las influencias de Akira han acabado impregnando todo el seinen, como Animatrix, Roujin Z (1991) guionizado por el propio Otomo



Incluso ha influenciado a "seinens occidentales" como X-Men y videoclips como Stronger de Kanye West y Draft Punk




Únicamente Ghibli tuvo éxito con esta técnica, y fue necesario que se desarrollasen las técnicas de Animación Tradigital para que el resto de productoras japonesas volvieran a este tipo de producciones.

VER PELÍCULA AKIRA

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada